ActualidadListadosOpinión

Cuarenta canciones de Bad Religion para explicar las miserias del mundo y conmemorar sus 40 años

octubre 14, 2020 — Por Colectivo Sonoro0

main

ActualidadListadosOpinión

Cuarenta canciones de Bad Religion para explicar las miserias del mundo y conmemorar sus 40 años

octubre 14, 2020 — Por Colectivo Sonoro0

Una guía musical sin lugares comunes a través de cuatro décadas de mala religión.

Por: Álvaro Castellanos | @alvaro_caste

Después de 17 discos de estudio, más de 350 canciones grabadas, múltiples cambios de integrantes y toda la complejidad que implica interpretar con música las desgracias de la condición humana, celebramos los 40 años de formación de Bad Religion, analizando 40 canciones de la banda en orden cronológico que, convertidas en poderosos micro ensayos y ficciones, escarban con impresionante lucidez en la desesperanza humana.

Escucha la playlist oficial de este listado.

We’re only gonna die (1982)

El hombre evoluciona en su conocimiento, pero, al querer aumentar sus conquistas sin autocrítica de sus errores ni aprender de su pasado, está condenado a sacrificar a otros hombres y morir por su propia arrogancia.

Fuck Armageddon this is hell (1982)

El mundo está lo suficientemente patas arriba y plagado de maldad para que le tengamos miedo al fin de los tiempos. «Hay gente que dice que no soy bueno, porque no creo en las cosas que debería» y «los países producen armas y bombas para matar a tu hermano por algo que ni siquiera ha hecho». El infierno, amigos, es hoy y ahora.

Eat your dog (1982)

La fe ciega en la vida eterna, la redención, o la reencarnación, anestesia al hombre y lo conduce a una dependencia nociva y a una notoria falta de determinación. «Estás atado a la palabra inútil de tu Dios (…) hambriento y muriendo en tierras que conoces».

The Dichotomy (1983)

¿Están dispuestos los creyentes a cuestionar a su Dios y a entender que, si bien es su Dios, existen muchos más, en tanto que los dioses son una creación humana?

…You give up (1983)

Al ser el hombre sólo una partícula en el universo no le queda algo más sensato que simplemente rendirse. «Diste todo lo que tenías, pero tu vida está en la caneca de la basura. Y dices que estás cansado y seco porque tu mente no te permite llorar. Así que te cuelgas en tu interior y quieres decir adiós».

Bad Religion: «La gente elige gobiernos de derecha porque cree que es el plan de Dios».

Suffer (1988)

El poder busca controlarnos, aplastarnos y aprisionarnos en laberintos de burocracia y desigualdad. «Esta sociedad deformada es parte de un diseño (…) Las masas de la humanidad siempre han tenido que sufrir».

How much is enough (1988)

Un día, tal vez, nos cansemos de que la producción y el consumo sigan definiendo nuestra existencia vacía y comenzaremos de nuevo. «Al otro lado del océano habrá una tierra mejor, más amplia y abundante».

You are (the Government) (1988)

En las democracias participativas se nos vende la narrativa de que somos tenidos en cuenta; de que nuestra opinión importa. Y alguno ha llegado a pensar que somos los jefes del Gobierno. «¡Puedo hacer la diferencia!». Ehhh, no.

Do what you want (1988)

Por un lado, critica a esa gente que se jacta de ser tolerante, pero, al final, no acepta la diferencia. «Haz lo que quieras, pero no en frente mío». Y, por otro lado, reivindica la autodeterminación a ser lo que se quiera ser y hacer lo que se quiera hacer, mientras no se le haga daño a los demás. «Haz lo que te toque, todo lo que puedas, rompe las putas reglas, vete al demonio con Superman y muere como un campeón».

Change of ideas (1989)

La historia del mundo es cíclica. Hay guerra, llegan unos al poder, hay paz, hay tensiones, hay guerra, llegan otros al poder, hay paz, hay tensiones, hay guerra. «El milenio está llegando, la era moderna está acá, se santifica al futuro, que nos llena de temores». Al final, lo único que nos podrá salvar de ese ciclo interminable es un cambio de ideas, para que el mundo deje de girar en torno al miedo.

I want to conquer the world (1989)

Se plantea la utopía de un mundo regido por la ciencia. «Quiero conquistar el mundo. Darles a todos los idiotas una nueva religión. Acabar con la pobreza, la impureza y el esfuerzo. Promover la igualdad en todas mis decisiones».

Faith Alone (1990)

El hombre no puede vivir de la fe. Se necesitan soluciones reales a problemas reales. «Si nuestras almas necesitan amor, que te consuele la lástima. Parece que la fe esta vez no nos sostendrá más».

21st Century digital boy (1990)

¿Alguien quiere pensar en los niños? Llenos de tecnología y distractores materiales, se enfrentan a un mundo donde el caos es inminente y se les distrae para que todo siga igual. «Soy un chico del siglo 21. No sé leer, pero tengo muchos juguetes. Mi papá es un perezoso intelectual de clase media y mi mamá se medica con valium, muy inefectiva. ¿No es la vida un misterio?».

Generator (1992)

Una metáfora de la creación artística y de la ley de causa y efecto. Los cambios de la naturaleza y la misma cotidianidad humana siempre activan un generador constante de movimiento, belleza, destrucción y construcción de imágenes. «Una flor detrás de la ventana». «Una puta bomba atómica». «Un hombre feo sonriendo». «Un hueso debajo de mi piel». «Un martillo contra mi puerta». «Turbinas en la oscuridad». «Son un generador».

Atomic Garden (1992)

Habla de la tensa calma de vivir en un mundo con armas nucleares. De la estupidez destructiva del hombre en el año que sucedió al final de la guerra fría. «Menos mal no soy Gorvachov, porque viviría preocupado por las noches».

Bad Religion, una banda con mucha ciencia.

The Answer (1992)

Las sociedades desesperadas por un cambio buscan caudillos, personajes mesiánicos que, en su pedestal de políticos, siembran la destrucción al emprenderse un culto excesivo a su personalidad. «Hace mucho tiempo en una villa polvorienta, llena de hambre y dolor, un hombre vino con su visión de verdad. Estaba convencido de tener las respuestas. Pero el hambre nunca se fue. La aldea se secó y murió».

American Jesus (1993)

Los estadounidenses sienten que el mundo gira en torno a ellos. Ese «gringo-centrismo» los envuelve en una sensación de superioridad. Creen que Jesús es estadounidense y que los abusos y errores de sus Gobiernos están amparados por él. «Siento lástima por la población mundial, porque muy pocos viven en EE.UU. Al menos los extranjeros copian nuestra moral, pero vienen y no pueden quedarse».

Television (1994)

Una diatriba al aparato favorito de las sociedades modernas, que aísla y moldea masas dependientes de entretenimiento amañado y digerible. La televisión «es un germen hambriento dentro de mí, mi amante, mi heroína, mi consciencia y mi voz (…) Lo prefiero sobre mi madre porque ella es de otra generación. Prefiero a mi gran hermano, que es gentil y comprensible».

Incomplete (1994)

Una reflexión sobre la insatisfacción humana, la ansiedad, la locura y el vacío de no sentirse parte de algo. «Soy el culo de la peor broma en la historia. Una cerradura sin llave, una ciudad sin puerta, un creyente sin fe (…) La locura me dispara, como balas destruyendo vidrios en una película muda».

Better off dead (1994)

Una ironía al mito de la creación en la que se le da voz a un Dios indignado por la incapacidad humana de afrontar el mundo y sus peligros. «No cometeré el mismo error de nuevo. La próxima vez que cree el Universo me aseguraré de que nos comuniquemos a la distancia (…) Pero hasta el momento, mejor muertos. Una sonrisa en los labios y un hoyo en la cabeza».

Stranger than fiction (1994)

Por una parte, se reflexiona sobre cómo en la vida real pueden pasar las cosas inverosímiles que exceden la imaginación. Y por otra, se mencionan leyendas de la literatura como Ernest Hemingway y Virginia Woolf, que se suicidaron. «La vida es el libro más miserable que jamás leí, no existe un gancho (argumental). Imágenes que causan shock y personajes y un mundo aficionado que nunca sueña. A veces la verdad es más extraña que la ficción».

Come join us (1996)

Se satiriza a las comunidades creyentes más ortodoxas, que se sienten atacadas en sus dogmas por las ciencias exactas y humanas. Si la ciencia te odia, si las matemáticas te odian, si la historia te odia, únete a nosotros. «Todo lo que queremos es que cambies tu mente. Todo lo que queremos es que cierres tus ojos (…) Puedo notar que estás buscando una forma de vivir, donde la verdad se determine por un consenso, lleno de directivas arbitrarias y codificadas».

At the mercy of imbeciles (1998)

Como quienes nos gobiernan son imbéciles y estamos a merced de ellos, buscamos, dependiendo de nuestros privilegios, subvertirnos en códigos de vida alternativos o libertarios. Pero es ahí que descubrimos que no todo el mundo está en condición de escapar del tirano y, aquél que es esté del lado del privilegio, ve desde su comodidad, con compasión e indolencia, cómo aplastan al que está a merced de los imbéciles de turno.

The Hopeless housewife (2000)

Se critica la muerte en vida, la monotonía y la homogeneidad, aterrizada en la figura de la ama de casa. «Tu historia nunca fue leída. En lugar de eso, estás silenciado. Y añorando la muerte. Como si fueras una ama de casa sin esperanza».

Podcast Colectivo Sonoro: Peleas, burlas y rupturas entre bandas de punk.

The New America (2000)

Un llamado a la sociedad de EE.UU. a cambiar la mentalidad y a no sentirse el centro del mundo, tal vez, como reflejo de la euforia por la llegada del nuevo milenio. «Puedes vivir en completa negación, y marcarme como tu enemigo, pero soy sólo una voz entre la multitud, que quiere un destino más brillante».

I love my computer (2000)

Una visión a la distopía en progreso que envuelve la figura del computador en el año 2000, con prevenciones que apuntan a la dependencia por la comodidad que produce estar a un clic de la información y, sobre todo, a la ausencia de identidad que produce la virtualidad. «Nunca estuve tan feliz, el mundo exterior es muy grande, pero ahora es seguro en mi dominio. Gracias a ti soy un número, un astuto nombre en una pantalla».

Kyoto Now! (2002)

En referencia a las cumbres climáticas de Kioto, Japón, la avaricia humana impide cambiar los hábitos para cuidar del medio ambiente. La eventual destrucción de nuestro planeta no vendrá porque Dios lo quiso así, sino será consecuencia de la misma torpeza de los hombres.

Sorrow (2002)

Una oración onírica del hombre a Dios, disculpándose por sus pecados, invitándolo a bajar del cielo y ver cómo está el mundo para exigirle explicaciones. «Me guiarás por lo que no puedo ver. La razón del sufrimiento y esta extensa miseria. Qué pasaría si cada alma viva se pudiera levantar y hacerse fuerte. Bueno, ahí imagino que no habrá más tristeza».

Materialist (2002)

Se ironiza el materialismo desde su definición filosófica, como contraposición al idealismo. «Soy materialista. Un realista en todo sentido. Un teórico físico. Y supongo que estoy lleno de dudas. Así que soy propenso a escucharme y negarme».

Los Angeles is burning (2004)

Una historia post apocalíptica que sitúa a Los Ángeles arrasada por las consecuencias del cambio climático. Y un anticipo a la motivación del arte del siguiente álbum de la banda, New Maps of Hell, que ubica a la capital de California como nuevo destino de los círculos del infierno planteados en La divina comedia de Dante Alighieri. «Cuando las colinas de Los Ángeles se estén incendiando, los árboles de palma serán como veladoras en medio del viento asesino. Incluso las estrellas agonizarán y los Ángeles estarán en llamas».

Let them eat war (2004)

Critica a los gobiernos estadounidenses guerreristas, elegidos por la gente en los años posteriores a los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y a las carencias sociales ignoradas por el establecimiento. «Háganles comer guerra. Así racionamos a los pobres. Háganles comer guerra. Hay una necesidad urgente de alimentar un orgullo decreciente».

Atheist Peace (2004)

Así como la religión suele ser la causa de las guerras, un mundo regido por la ciencia, y el ateísmo, le traerá paz al mundo. «Dime, ¿por qué estamos peleando? Ningún progreso vino de la guerra. Sólo un falso sentido de incremento. Y el mundo no esperará, por la verdad en un plato. Pero estamos listos ahora para el banquete de la paz atea».

Honest goodbye (2007)

Una oda a renunciar a una causa, que podría ser amorosa o ideológica, sin tener más que hacer. «¿Lloraste? No pude hacerlo bien. ¿Viviste? Siempre al límite. ¿Mentiste? Me dio mucho temor. ¿Amaste? Oh, para ser olvidado. ¿Lo intentaste? Pero no sería correcto. Dios, se siente como un adiós honesto».

New dark ages (2007)

Se plantea la inevitable fatalidad del presente en un mundo que le quedó grande a los hombres. «¿Cómo haces para dormir? No hay nada para mantener. Esto es profundo. Porque somos animales con reglas doradas, que no se pueden mover por pensamientos racionales».

En fotos, así fue el concierto que ofreció Bad Religión en Colombia en 2019.

The Devil in Stitches (2010)

La reescritura del mito del pecado original en clave de poesía; y del ángel caído, que vendría a ser el Diablo, pero en versión femenina. «Labial de cereza en sus dientes y curvas peligrosas». Caídos al infierno («el sol amarillo»), Adán y Eva, que encarna a Lucifer, bailan para entretener a Dios («actuando para el elegido»).

Fuck you (2013)

Una invitación a mandar a comer mierda a los discursos dobles. Alude a la frase satírica del humorista Groucho Marx que dice «estos son mis principios; y si no te gustan, tengo otros». «Todo el mundo necesita un eslogan, o dos, en su bolsillo. Nunca hiere tener una estrategia a la que puedas apuntar. A veces, no tiene sentido alguno. A los hombres defectuosos, sólo diles fuck you».

Robin Hood in reverse (2013)

Una dedicatoria a los políticos que, contrario al personaje del folclor británico que robaba a los ricos para darle a los pobres, roban a los pobres para darle a los ricos. «Esta es una historia de Robin Hood al revés. Ciudadanos unidos. Yo estaba emocionado. Cuando los chicos están unidos, nunca podrán ser divididos. Pero eso fue ayer. Hay una nueva farsa hoy».

Department of false hope (2013)

Un mensaje nihilista, pero real, sobre las falsas expectativas, que habla de un lugar burocrático y oscuro encargado de vender un falso mensaje de esperanza. «Bienvenido, hijo, a donde el trabajo nunca se hace. Y los hambrientos rara vez son alimentados. El departamento de la falsa esperanza, es un lugar de prueba para drogadictos, que molerán tus pequeños huesos para hacer su pan».

My Sanity (2019)

Un homenaje a la locura. No habiendo más, refugiémonos en ella como una aliada, pues los demás, presentes, pero ausentes, tampoco nos llenan ni nos brindan un refugio. «Llega el momento, cuando miras al cielo, y preguntas por qué mis canciones favoritas siempre me hacen llorar? Estoy perdiendo mi cordura. No tengo qué perder, así que déjame ser».

End of history (2019)

¿Cómo seremos recordados al final de la historia? ¿De qué lado vamos a estar? «No creo en eras doradas. O en presidentes que meten niños en jaulas. América espera con las rodillas dobladas. ¿No puedes ver?». «Al final de la historia nadie será inocente, de crímenes desnudos contra la eternidad. Estamos en el último segundo de diciembre. Dime cómo quieres ser recordado. ¿Por tu generosidad o tu maldita monstruosidad?».

Mira también:

Podcast Colectivo Sonoro: Peleas, burlas y rupturas entre bandas de punk.

50 canciones que construyeron el punk rock colombiano.

Canciones colombianas de punk para dedicar sin perder el estilo.

Punk rock para el despecho: canciones crudas para dedicar.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *