main

Reseña

Adiós Scott Weiland: despedida al tipo que nunca escondió sus demonios

Diciembre 4, 2015 — Por Colectivo Sonoro0

scott3-1-960x640.jpg

Busco mi copia del 'Core' de 1992 antes de escribir esta nota y la pongo con mucho volumen en mi estudio.

Scott Weiland fue el cantante de Stone Temple Pilots durante la década de 1990 con la que se volvería a reunir en 2008 para ser despedido en febrero de 2013.
Scott Weiland fue el cantante de Stone Temple Pilots durante la década de 1990 con la que se volvería a reunir en 2008 para ser despedido en febrero de 2013.

Por: Carlos Galindo
Colaborador Colectivo Sonoro

Una semana muy emocional en materia musical para muchos, hace algunos días veíamos por primera vez a Pearl Jam en Bogotá algo que nos dejó con espíritu renovado y más ‘vivos’ que nunca queriendo que el rock an droll suene más fuerte en todas partes y justo anoche de encontronazo llega la noticia de la muerte de Scott Weiland. (Muere Scott Weiland, exvocalista de Stone Temple Pilots y Velvet Revolver)

LanzamientosPopReseña

Manuel Medrano declama y su público lo aclama

Noviembre 4, 2015 — Por Colectivo Sonoro0

medrano1-960x540.jpg

Ese larguirucho cartagenero de casi dos metros de altura escribe, compone y entona con una naturalidad envidiable que a primera escucha parece sugerir que todos los hombres podemos hacer lo mismo que él.

Manuel Medrano.
Manuel Medrano.

Por: Pablito Wilson.

Colaborador Colectivo Sonoro.

No es que sus canciones puedan catalogarse como poesía, o al menos, no en un sentido demasiado preciso de la palabra; sino que él sabe cómo manejar la ortografía amatoria a la perfección, colocar las tildes en los momentos precisos, transformar esos acentos invisibles en suspiros muy visibles. Y lo hace con suma naturalidad, de la misma forma que hace algunos años lo comenzó a hacer cuando cantaba en los bares. La fórmula es la misma, lo que cambia ahora es el público. El tamaño de su público.

En sus comienzos Manuel Medrano difícilmente habría soñado con un hit como ‘Afuera del planeta’ y menos con repetir la fórmula con una hazaña llamada ‘Bajo el agua’ (que puede permitirse la osadía de explotar en un estribillo que recién aparece a los dos minutos de que el track se pone en marcha). Probablemente tampoco con un disco producido por el cada vez más célebre Juan Pablo Vega o con un contrato con Warner Music México. ¿Qué tiene que hacer un colombiano emergente al lado de exitosos artistas aztecas como Maná, Jessy y Joy o María José (ex Kabah)? Pregunta complicada. Las sapiencias y las suposiciones están a la orden del día.

Esa voz que poco a poco va volviéndose marca registrada en el circuito nacional y   alguno que otro —quizás necesario— cliché en las letras poco a poco van develando el misterio. También el hecho de que Manuel sea —sin sentir ningún tipo de vergüenza por ello— un embustero. Ese larguirucho cartagenero de casi dos metros de altura escribe, compone y entona con una naturalidad envidiable que a primera escucha parece sugerir que todos los hombres (o al menos los que no le tenemos miedo a nuestro costado más sensible) podemos hacer lo mismo que él. Nos hace suponer que esas palabras que están en su boca, podrían haber salido de nuestra cabeza y ahora estar en la nuestra. Es todo una farsa. Colocar la palabra precisa en el momento preciso es un arte que brota adentro de muy pocos. Si Medrano dice “yo estaba loco pero tú también”, en el punto adecuado de la estrofa, con entonación cautivadora y todo esto le funciona; el resto de los mortales pierde todo argumento para criticarlo.

Manuel Medrano nació en Cartagena pero toda su vida la ha vivido en Bogotá, ciudad donde el clima, la multiculturalidad, el estrés y hasta el tráfico le han servido de polo a tierra para darle vida al papel y crear canciones exitosas como 'Afuera del planeta' y 'Bajo el agua'.
Manuel Medrano nació en Cartagena pero toda su vida la ha vivido en Bogotá, ciudad donde el clima, la multiculturalidad, el estrés y hasta el tráfico le han servido de polo a tierra para darle vida al papel y crear canciones exitosas como ‘Afuera del planeta’ y ‘Bajo el agua’.

Los paralelos con Santiago Cruz son inevitables, y no solo por los parecidos (que no llegan a ser calcos) perceptibles entre las voces de uno y otro, sino por la habilidad que ambos tienen para contar microhistorias y lograr que sus oyentes se sientan plenamente identificados con las mismas. Pero las diferencias entre ambos también lo son: el debut de Manuel Medrano suena mucho más orgánico y dinámico (rasgo muy perceptible en ‘Cómo hacer para olvidarte’, ‘El swing de la propuesta’ o ‘La mujer que bota fuego’), explora sonoridades más tenues (alejándose acertadamente de la grandilocuencia del pop tradicional) y apunta a los costados más sensuales de una relación (actual o culminada). Cruz habla de las experiencias, Medrano habla de las experiencias de alcoba.

Canciones como ‘Cuándo te pensaba’, ‘Quédate’ y ‘Yo solo nado contigo’ rompen con la linealidad del disco, mejor dicho, se arriesgan por explorar otras sonoridades. Lo que no quiere decir que el resto del álbum sea monótono, sino que al escucharse de corrido, los puntos de quiebre más perceptibles están en ellas. La primera le apuesta al rock, o más bien a un pop más contundente que se recuesta en un constante bombo y una guitarra que hace de co-protagonista. La segunda es un reggae que por su orquestación tan natural está a años luz de experimentos similares en el pop colombiano como ‘De la mano’ de Lucas Arnau o ‘No existe’ de Siam. Y la última es una composición western que parece evocar a Enrique Bunbury cuando suena.

Porque quizás, en ese camino —de influencias, sonoridades, ideas, aciertos y desaciertos— que puede trazarse entre el autodenominado ‘Aragonés errante’ y aquel compañero colombiano con quien se lo comparó en alguna parte de estas líneas; estén las claves para comprender al naciente artista. También, las que lleven a entender el por qué de su contrato con Warner Music México y el por qué en el norte algunos piensan que aunque Medrano puede ser profeta en su tierra, también puede ser profeta en una tierra que supera los cien millones de habitantes.

Mira también:

Manuel Medrano: “no escribo canciones por deporte”.

Una carta de fan a quien redefinió las letras del amor.

Fernando Milagros, un chileno que nos da clases de independencia.

ConciertosCrónicaReseña

“Algún día quiero tener una banda como Faith No More”

Septiembre 23, 2015 — Por Colectivo Sonoro0

Faith-No-More-960x587.jpg
Faith No More.
Faith No More.

Crónica del concierto de Faith No More en Colombia

Por Javier Carmona – Colaborador de Colectivo Sonoro

Hace un buen tiempo, cuando escuchar música pasó de ser algo que simplemente hacía por gusto a convertirse en una parte fundamental de mi vida, donde no me imagino que pase un solo día sin darle play a un disco, a cantar una canción, a intentar escribir alguna letra o al menos garabatear alguna idea, llegó a mis oídos una banda que cambiaría por completo la concepción musical que antes tenía.

PunkReseña

A 22 años del icónico ‘…And out come the wolves’ de Rancid

Septiembre 7, 2015 — Por Colectivo Sonoro0

1-and-out-come-the-wolves.jpg

Lanzado el 22 de agosto de 1995, el álbum más importante de Rancid es recordado por su aporte fundamental en la revitalización del punk.

1 and-out-come-the-wolves

Por: Álvaro Castellanos – Periodista

Colaborador Colectivo Sonoro

A mediados de los 90’s, el rock alternativo en EE.UU. comenzaba a quedar huérfano luego de que el grunge entrara en una etapa agonizante protagonizada, entre otras razones, por la muerte de Kurt Cobain y la correspondiente disolución de Nirvana. En esta coyuntura, California gestaba una creciente ola de nuevas bandas punk rock que, insospechadamente, alcanzaron altos niveles de exposición como los charts de Billboard o las franjas estelares de MTV. Luego de que Green Day y The Offspring llegaran a la cima en 1994 con sus discazos ‘Dookie’  y ‘Smash’, Rancid iba a emularlos un año después con 19 tracks a pura genialidad enmarcados en su extraordinario e inolvidable álbum …And out come the wolves’.

FestivalesReseñaRock al Parque

¿Por qué ir a Rock al Parque 2015?

Julio 14, 2015 — Por Colectivo Sonoro0

ruben-2-de-5-960x640.jpg

ruben  (1 de 5)

Por: Andrea Carolina Gil
Colaboradora de Colectivo Sonoro

Si usted tiene espíritu festivalero, seguramente le sobrarán razones para asistir a un evento de esta magnitud; sin embargo, nunca está de más recordarle y contarle a los que aún están indecisos, cuáles son esas virtudes que solo tiene Rock al Parque para que no se pierda esta fiesta de la música. [Opinión] ¿Cuando estarán de acuerdo con el cartel de Rock al Parque?

PunkReseña

La resurrección de Refused

Junio 21, 2015 — Por Colectivo Sonoro0

Foto1-960x548.jpg

Los precursores del post-hardcore vuelven con un nuevo disco luego de 17 años de silencio.

Foto1

Si nos guiamos por la foto, parece una banda más de rockcito prefabricado. Pero no señores. Todo lo contrario. Palabras más, palabras menos, estos tipos son los inventores de varias de las tendencias más prolíficas de la música alternativa actual. Cuando a mediados de la década pasada el post-Hardcore, el Metalcore, el Mathcore, el Trashcore y otras desembocaduras del hardcore comenzaban a hacerse populares, Refused ya llevaba incorporándolas en su música desde comienzos de los 90. Este cuarteto sueco fundado en 1991 se adelantó a su tiempo y fundó sonidos que antes simplemente no existían. Refused suena a Refused. En la música, qué difícil es no parecerse a alguien más. Ser original. Y ellos lo fueron. Estaban influenciados por bandas como Nation of Ulysses de Washington o Born Against de Nueva York, pero de ahí en adelante crearon música de la nada.

Experimentales y consistentes a la vez, desarrollaron un ingenioso discurso mordaz y anticapitalista y se presentaron al mundo bajo una etiqueta hardcore punk que siempre les quedó pequeña. Con tres álbumes entre 1994 y 1998, lograron desarrollar un poder musical y una coherencia lírica que parecía interminable. Digo parecía, porque en el 98, cuando alcanzaban su punto musical más alto, se separaron.

ReggaeReseña

Las raíces rebeldes del reggae en Colombia

Junio 18, 2015 — Por Colectivo Sonoro1

REBELS-6.jpg

The Rebels se inspiró en el Caribe y nos contagió con su fuerza, consolidándose como el primer grupo de reggae colombiano.

Nuestro país es privilegiado, de esos donde la semilla sí echa raíces y cualquier suelo es tierra firme para recoger los frutos. Vamos a contar una historia que tuvo origen en los ochenta y cómo esta música nacida en Jamaica encontró su terreno en el espectro sonoro colombiano.

ReseñaSonidos

Una carta de fan a quien redefinió las letras del amor

Mayo 25, 2015 — Por Colectivo Sonoro2

Andrés-Cepeda-music-960x640.jpg

Andrés Cepeda mezcla el bolero en su mayor expresión y solo necesita pararse en un escenario para demostrar por qué tiene la capacidad de reinventarse en cada melodía.

cepeda

Por: Natalia Rodríguez / Colaboradora Colectivo Sonoro.

¿Qué es ser un fan? Algunos dirán que escuchar la música de su artista favorita día tras día, ir a todos sus conciertos, tener miles de fotos o hacer parte de su club de fanáticos. Pues bien, para mí significa, presenciar su misma función dos veces en el mismo día, sin aburrirse y en cada una de éstas experimentar diferentes sensaciones e incluso desear seguir escuchando a este artista mil horas más. [Poligamia en diez fotografías y cinco canciones].

Reseña

Felicidad se escribe con ‘F’ de Foo Fighters

Abril 23, 2015 — Por Diego Báez0

Dave-Grohl-Luisa-Fernanda-González-960x720.jpg

Finalmente pude comprobar y confirmar todo lo que pensaba de Foo Fighters, lo que veía en televisión, en sus entrevistas, en sus canciones y en su forma de ser.

Dave Grohl durante su concierto en el Estadio El Campín de Bogotá. Foto cortesía: Luisa Fernanda González.
Dave Grohl durante su concierto en el Estadio El Campín de Bogotá. Foto cortesía: Luisa Fernanda González.

Una banda de amigos que aman lo que hacen y disfrutan cada momento, y son profesionales desde el inicio hasta el final de sus shows. El Estadio El Campín fue testigo de un concierto con una alta carga emocional. Lágrimas, sonrisas y gritos se evidenciaron en cada uno de los asistentes al show de sus vidas. Dave Grohl también lloró, el man se fue feliz de Colombia por el carisma de este pueblo que saltaba y cantaba como loco. Se llevó una bandera de nuestro país con el logo de la banda. ¡Feliz cumpleaños Foo Fighters!